DOLOR

No hay peor mentira que la que se esconde detrás de la verdad más dolorosa y descarnada…

No hay peor mentira que la que se esconde detrás de la verdad más dolorosa y descarnada. Nos empeñamos en disimular heridas que, sin pausa y sin tregua, nos dejan desnudos frente a los ojos de la realidad. Vamos por la vida intentando ocultar -de la manera más inútil- aquél dolor que nos desgarra.
Pretendemos -de la manera más inocente-encontrar en los ojos de los que nos miran y sentencian un poco de piedad. Nuestros labios, finalmente, terminan escupiendo flores ensangrentadas.
-Luciana Prodan-

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *